Partitura – historia, partes, origen y Concepto - Teoría Musical

La Partitura es una notación musical o forma de escribir una composición en una o varias partes, para su posterior impresión, en la que la música que debe ser interpretada por cada voz o instrumento está escrita en pentagramas separados. Los pentagramas se alinean uno debajo del otro. Una partitura completa muestra la música de todos los instrumentos. La palabra «partitura» proviene del término italiano partitura, que quiere decir literalmente insieme di parti que es «conjunto de piezas o partes».

Los músicos reciben individualmente unas partes separadas (particellas) que sólo muestran la música de su instrumento. Hasta alrededor de 1225, en Europa, toda la música para más de una parte circulaba en partituras completas. Sin embargo, esto sólo se aplicaba a la música vocal, que por entonces nunca tenía más de tres partes.

El empleo de dichas partituras cayó en desuso en el siglo XIII por razones de ahorro de espacio. Las partituras completas volvieron a emplearse a finales del siglo XVI con el auge de la orquesta y el desarrollo de la orquestación. Cabe destacar que la forma de uso de las partituras es estándar ósea, la manera en como se usa y como se escribe es de igual manera en todos los países.

La primera partitura impresa era para voces, un libro de madrigales de mediados del siglo XVI del compositor flamenco Cipriano de Rore. La primera partitura orquestal impresa fue una destinada a los primeros ballets, el Ballet comique de la reine (1581), y era obra de compositor franco-italiano Balthazar de Beaujoyeux.

La partitura se puede utilizar como un registro, una guía o un medio para interpretar una pieza de música. Aunque no sustituye al sonido de la ejecución musical, la partitura se puede estudiar para construir la interpretación y para dilucidar los aspectos de la música que pueden no ser evidentes a partir de la simple audición. Se puede obtener información fidedigna sobre una pieza musical mediante el estudio de los bocetos y las primeras versiones escritas de las obras que el compositor pudo haber conservado, así como la partitura final autógrafa y las anotaciones personales hechas en borradores y partituras impresas.

También podemos decir que una partitura es el conjunto de normas o de instrucciones que dictaminan como se ha de ejecutar o de entonar una pieza musical, siguiendo normas estandarizadas, e incluyendo varias partes como el pentagrama, un sistema de claves, las figuras y notas musicales, compases e indicación de compas, arreglos, alteraciones y líneas de compas.

A partir del mediados del siglo XIX se utilizaron varios métodos para arreglar las partes en una partitura. Sin embargo, los compositores de la época generalmente seguían la división orquestal habitual de los instrumentos en cuatro grupos: maderas, metales, percusión e instrumentos de cuerda leyendo desde arriba abajo en la página.

Dentro de cada grupo los instrumentos se disponen según su gama, con los más agudos en la parte superior. La capacidad de leer una partitura moderna se adquiere generalmente a través de un estudio intensivo; resulta complicado por el uso de claves diferentes y trasposiciones en la notación de las partes para los distintos instrumentos.

Por su conveniencia en la práctica y la enseñanza, las partituras a veces están dispuestas en varios formatos comprimidos. Por ejemplo, en las partituras vocales (que utilizan los coros), las partes de las voces aparecen completas, pero las partes orquestales están arregladas para el piano; en las partituras de piano (que suponían una manera de popularizar una obra orquestal antes de que estuvieran disponibles las técnicas de la grabación), todas las partes están arregladas para piano.

 

Origen de las partituras

El origen de la partitura o notación musical es incierto, parece que las primeras aparecieron en la antigua civilización Sumeria, cerca del 2.000 AC, en escritura cuneiforme y realizadas en pequeñas tabletas de arcilla, la denominada tableta de Nippur, Tableta cuneiforme de Nippur. encontrada en unas excavaciones realizadas en esta antigua ciudad de la antigua Mesopotamia, hoy Irak, parece ser la partitura o notación musical más antigua que se conserva.

Los Babilonios puede que adoptasen parte de la música de los Sumerios , en la década de 1950 unas excavaciones en la antigua ciudad de Ugarit actual Siria ,se encontraron unas tabletas de arcilla con escritura cuneiforme y fechadas alrededor del siglo XIV a. C. , tres décadas más tarde la profesora Anne D. Kilmer descifró en dicha tableta las instrucciones para un cantante , acompañado de un instrumento parecido a una arpa o lira , esta tableta se conoce como el himno a Hurrita , debido al nombre de la lengua muerta con que está en la Tableta de Ugarit escrita , también se conoce como himno a Nikkal , antigua diosa de la ciudad de Ugarit o simplemente como tableta de Ugarit. Actualmente se encuentra depositada en el museo arqueológico de Damasco.

En la segunda mitad del siglo XIX, muchos compositores (particularmente, los que utilizan el azar como procedimiento para sus músicas aleatorias) han producido partituras gráficas, que usan símbolos e imágenes no musicales sin un significado específico para producir un efecto de indeterminación que varía de una a otra interpretación.

 

Partes de una partitura

Cuando hablamos de una partitura hacemos referencia a una representación visual del sonido organizado.  En ella se tienen todas las instrucciones necesarias para que un músico sea capaz de reproducir el sonido, donde se incluyen valores de las notas, signatura del compás, la clave que hace referencia a la escala musical en la que se escribe la música, ahora conoceremos las partes de una partitura para así saber más sobre ella.


Título y autor

Por lo general se localizan siempre en la parte superior de la partitura y solo son visibles en la primera página, el Titulo lo miramos colocado en el centro del encabezado mientras que el autor puede ir a mano derecha o izquierda del encabezado, a veces el nombre del autor se puede colocar justo debajo del nombre de la canción o sea el titulo de la pieza musical.

 


 

Pentagrama

Es una modalidad de notación musical que se basa en una estructura compuesta por cinco rectas ubicadas de manera paralela y a una misma distancia de separación, en la cual se lleva el registro de las notas y los demás signos musicales necesarios para interpretar una melodía. Al inicio del pentagrama se coloca la clave, que es el símbolo que permite relacionar cada nota musical con la ubicación o espacio que ocupa en el pentagrama.


 

La Armadura

Indica las alteraciones que poseen las distintas tonalidades, ya sean bemoles o sostenidos, se sitúa entre los símbolos de la clave y el compás designado a la pieza musical, y puede afectar a toda la obra o a un fragmento concreto. Las alteraciones que componen la armadura inciden directamente sobre todas las notas del mismo nombre que aparezcan en el pentagrama, independientemente de su altura, a no ser que éstas estén precedidas de un símbolo que indique lo contrario, como un becuadro.


 

Clave

Es un símbolo que está situado generalmente al principio del pentagrama, indica la tesitura y el nombre de las notas que le siguen. Las distintas claves se diferencian en dos puntos básicos: la forma del símbolo y la línea del pentagrama donde se coloca. Según su forma, actualmente existen tres tipos de claves: sol, fa y do; según la línea donde se ubican, contamos con sol en 2ª (se entiende así la segunda línea contando desde la parte inferior del pentagrama), fa en 3ª y 4ª, y do en 1ª, 2ª, 3ª y 4ª, desde el siglo XII hasta aproximadamente el XVII, las claves más utilizadas eran las de fa y do. La clave de sol, aunque comenzó a usarse algo en el siglo XVI, su máximo desarrollo tuvo lugar durante los siglos XVIII y XIX.


 

Compas

Es una unidad musical de tiempo que divide a éste en partes iguales. Se representa mediante una fracción al comienzo de la obra o durante el transcurso de la misma, y equivale a un determinado número de pulsos; a su vez, indica el número de notas incluidas en cada pulso. El numerador indica el número de partes o tercios de parte que tiene el compás, y el denominador determina el valor de cada una de ellas. Los compases pueden ser binarios, ternarios y cuaternarios, según sea el número de pulsos que conlleven. De la misma manera, pueden ser de subdivisión binaria (como en el ejemplo 1) o ternaria (como en el ejemplo 2), según cada pulso pueda dividirse en mitades o en tercios. No obstante, los compases pueden modificarse creando nuevas fracciones y, por consiguiente, nuevos tipos de medida.


 

Marcas de tempo

Son abreviaturas de palabras italianas que lo que hacen es indicar lo rápido o lento que se toca la música y qué emoción debe tener. Por ejemplo, «mp» (mezzo-piano) «moderadamente suave». «ff» (fortissimo) o «muy fuerte». Se escribe debajo del pentagrama en instrumentos agudos o bajos y entre las claves aguda y baja de la música para piano.

 

 

Más Artículos

 

Digitación de la flauta dulce

En la Siguiente Página, podrás encontrar 6 enlaces directos de partituras para la flauta dulce, los link te dirigen automáticamente a nuestro canal en Youtube, en el cual podrás encontrar  mas de 2,000 partituras gratis para que las estudies...

 

Partituras Para Flauta Traversa

En la Siguiente Página, podrás encontrar 6 enlaces directos de partituras para la flauta Traversa, los link te dirigen automáticamente a nuestro canal en Youtube, en el cual podrás encontrar  mas de 2,000 partituras gratis para que las estudies...

 

 

Articulo Redactado por: Kilo tapias peralta Escobar

Soy el fundador de EspacioHonduras, he basado mi vida entera en los estudios, y eso me ha motivado a crear este Sitio Web, mis intenciones son las de cambiar nuestro futuro y así dar una libertad a las futuras generaciones. #kilotapias #espaciohonduras
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------