Ecosistemas (concepto, estructura de ecosistemas)

Compartir este artículo en:

Llamamos biota (del bios, vida) o comunidad biótica al agrupamiento de plantas, animales y microbios que observamos al estudiar bosques, pastizales, charcas, arrecifes de coral y áreas inexploradas, es importante advertir que los vegetales de la comunidad biótica incluyen a toda la vegetación, desde los grandes árboles hasta las diminutas algas.

La comunidad biótica particular que observamos en un área está determinada en buena medida por los factores abióticos, que son los elementos químicos y físicos inertes, como el agua o la humedad, la temperatura, la salinidad y a la clase de suelo, estas condiciones abióticas sostienen y a la vez limitan la comunidad; por ejemplo, una falta relativa de humedad evita el crecimiento de muchas especies de vegetales, pero favorece a otras, como los cactus.

Lo anterior nos lleva al concepto de ecosistema que es tanto la comunidad biótica como las condiciones abióticas en las que viven sus elementos, incluye también las formas en que las poblaciones se relacionan entre ellas y el ambiente abiótico para reproducirse y perpetuar el grupo.

En pocas palabras, el ecosistema es el conjunto de las poblaciones de plantas, animales y microbios relacionados entre ellos y con el medio, de modo que el agrupamiento pueda perpetuarse, con fines de estudio, podemos considerar ecosistema a cualquier comunidad biótica más o menos delimitada y que vive en cierto ambiente, así es posible estudiar como ecosistemas distintos un bosque, un pastizal, un pantano, una marisma, una charca, una playa y un arrecife de coral, cada uno con sus respectivas especies y en su ambiente particular.

Aunque es conveniente dividir el mundo vivo en ecosistemas diferentes, cualquier investigación revela pronto que rara vez hay límites definidos entre estos y que nunca están del todo aislados, muchas especies ocupan y son parte de dos o más ecosistemas al mismo tiempo, o se trasladan de uno a otro en diferentes épocas como ocurre con las aves migratorias.

Al pasar de un ecosistema a otro, se observa una gradual disminución de las poblaciones de la comunidad biótica del primero y un aumento en las el que sigue, así, los ecosistemas se superponen gradualmente en una región de transición llamada ecotono, que comparte muchas de las especies y las características de los ecosistemas adyacentes.

Los ecotonos también suelen reunir condiciones peculiares que sustenten especies vegetales y animales distintivas; por ejemplo, consideramos las áreas pantanosas que a menudo se encuentran entre las aguas de los lagos y la tierra, así, los ecotonos pueden estudiarse como ecosistemas por su propio derecho. En conclusión, podemos ver a todas las especies de la tierra, junto con sus ambientes, como un vasto ecosistema que llamamos biosfera.

 

 

Estructura biótica

A pesar de su diversidad, todos los ecosistemas tienen una estructura similar basada en las relaciones de alimentación: es decir, todos los ecosistemas presentan las mismas categorías básicas de organismos que interactúan de los mismos modos, entre estas categorías de organismos tenemos las siguientes:

Productores

Son principalmente plantas verdes, que aprovechan la energía luminosa del sol para convertir agua y dióxido de carbono en azúcar llamado glucosa y liberar oxigeno como subproducto, esta conversión química, propiciada por la energía solar recibe e l nombre de fotosíntesis, los vegetales elaboran todas sus complejas moléculas a partir de la glucosa producida por la fotosíntesis y unos pocos nutrientes, como nitrógeno, fosforo, potasio y azufre, que absorben del suelo o del agua.

Consumidores

Comprenden una gran variedad de organismos que va de bacterias microscópicas a las ballenas azules, e incluyen grupos tan diversos como los protozoarios, los gusanos, los peces, los crustáceos, los insectos, los reptiles, los anfibios, las aves y lo mamíferos, con el fin de entender la estructura de los ecosistemas los consumidores se clasifican en varios subgrupos de acuerdo con su fuente de alimento.

Saprofitos y descomponedores de detritos

En biología se llama detritos a los materiales vegetales muertos, como hojas, ramas y troncos caídos, y hierba seca, así como los desechos fecales de animales y, a veces, a sus cadáveres, muchos organismos se han especializado en alimentarse de estos elementos, y les damos el nombre de saprofitos o detritóvoros, entre los ejemplos se encuentran las lombrices de tierra, los miriópodos, los cangrejos de rio, las terminas, las hormigas y los escarabajos.

 

Factores abióticos

Pasemos ahora al lado abiótico de los ecosistemas, como dijimos, el ambiente comprende la acción reciproca de muchos agentes físicos y químicos, o factores abióticos, de los que los principales son el régimen de lluvias (monto o distribución anual y humedad del suelo), temperatura, (extremos e fríos o calor), luz, viento, nutrientes químicos Ph, salinidad e incendios, en los sistemas acuáticos los factores clave son la salinidad, la temperatura, los nutrientes químicos, la textura del suelo.

El grado al que cada factor está presente o no y en qué medida afecta intensamente la capacidad de sobrevivir de los organismos, si bien cada uno influye en forma distinta en cada especie, veremos que esta diferencia de respuesta de a los factores ambientales determina que especies ocupan o no cierta región o aérea, a su vez, que organismos sobreviven y cuales no define la naturaleza de cada ecosistema.

 

 

Factores Abióticos

Los factores limitantes también pueden ser bióticos, es decir, causados por otras especies, los pastos prosperan cuando las lluvias superan los 75 milímetros anuales; sin embargo, cuando llueve los suficiente para que crezcan los árboles, el aumento en las sombras limitaran los pastos, de modo que el factor que impide que los pastos se hagan en las regiones lluviosas es biótico: la abrumadora competencia de especies mayores, la distribución de plantas es limitada por la presencia de ciertos herbívoros, en particular insectos y hongos parásitos.

El concepto de factores limitantes también se aplica a los animales. Al igual que con las plantas estos agentes pueden se abióticos, digamos temperaturas frías o falta de agua accesible, pero más a menudo son bióticos, en la forma de ausencia de una comunidad vegetal que brinde alimentos adecuados, un hábitat o ambos.

 

¿Es posible recuperar un ecosistema?

La capacidad del hombre de destruir los ecosistemas está bien documentada; aunque también en alguna medida, tiene la capacidad de restaurarlos, en muchos casos, basta con dejar de abusar, por ejemplo, se ha descubierto que luego de suspender el derramamiento de desechos tóxicos en el mar, mejora la calidad del agua, los peces y crustáceos retornan paulatinamente.

Del mismo modo es posible reforestar áreas taladas, el hombre puede acelerar la recuperación si planta semillas y árboles y reintroduce las poblaciones de peces y animales eliminados, debemos presionar a los sistemas políticos y religiosos que dejen a un lado las ansias de poder y de dinero y que ayuden al planeta tierra a volver a su estado natural.

 

Artículos Relacionados

EspacioHonduras

Articulo Redactado por: Kilo tapias peralta Escobar

Soy el fundador de EspacioHonduras, he basado mi vida entera en los estudios, y eso me ha motivado a crear este Sitio Web, mis intenciones son las de cambiar nuestro futuro y así dar una libertad a las futuras generaciones. #kilotapias #espaciohonduras

 

Escribir un comentario